Left Banner

  • Catologo HEINE

Retinoscopios

Los retinoscopios son instrumentos oftalmológicos fundamentales utilizados para evaluar la refracción del ojo y determinar la prescripción óptica necesaria para corregir errores refractivos como la miopía, hipermetropía y astigmatismo. Estos dispositivos son esenciales para optometristas y oftalmólogos en la realización de exámenes de la vista precisos y efectivos. A continuación se describen las características, usos y ventajas de los retinoscopios:

Características Principales:

  • Fuente de Luz: Los retinoscopios emiten un haz de luz que se proyecta sobre la retina del paciente. La reflexión de esta luz permite al examinador evaluar el movimiento del reflejo retiniano.
  • Espejo o Lente Oscilante: Incorporan un sistema de espejo o lente que oscila para dirigir el haz de luz a diferentes ángulos y proporcionar una evaluación completa del reflejo retiniano.
  • Ajuste de Brillo y Enfoque: Permiten ajustar la intensidad de la luz y el enfoque del haz, facilitando la obtención de una imagen clara del reflejo retiniano.
  • Portabilidad: Generalmente son dispositivos portátiles y ligeros, lo que permite su uso en una variedad de entornos clínicos, desde consultorios hasta visitas domiciliarias.

Usos Principales:

  • Determinación de la Refracción Ocular: Utilizados para evaluar la refracción del ojo, ayudando a identificar errores refractivos como miopía, hipermetropía y astigmatismo.
  • Prescripción de Lentes: Basándose en los movimientos del reflejo retiniano observados con el retinoscopio, los profesionales pueden determinar la prescripción precisa de lentes correctivos.
  • Evaluación Pediátrica: Especialmente útiles en exámenes oculares de niños y pacientes que no pueden comunicarse adecuadamente sobre su visión, ya que el procedimiento no requiere respuestas verbales del paciente.
  • Exámenes de Rutina: Utilizados en exámenes oftalmológicos de rutina para monitorear cambios en la refracción ocular y ajustar las prescripciones de lentes según sea necesario.

Ventajas:

  • Precisión en la Evaluación: Proporcionan una medición objetiva y precisa de los errores refractivos, crucial para una prescripción óptica exacta.
  • Facilidad de Uso: Diseñados para ser fáciles de usar, con controles intuitivos que permiten una rápida evaluación del reflejo retiniano.
  • Versatilidad: Adecuados para una amplia gama de pacientes, incluidos niños y personas con dificultades para comunicarse.
  • Diagnóstico Rápido: Permiten una evaluación rápida y eficiente, facilitando diagnósticos y tratamientos inmediatos.

Los retinoscopios son herramientas esenciales en la práctica oftalmológica y optométrica, proporcionando una evaluación objetiva y precisa de la refracción ocular. Su capacidad para determinar errores refractivos y facilitar la prescripción de lentes correctivos los convierte en un recurso indispensable para los profesionales de la salud visual.

Filtros activos

HEINE Filtro naranja para retinoscopio HEINE BETA 200

Filtro naranja para la bombilla, para pacientes sensibles a la luz. Reduce el deslumbramiento del paciente sin afectar el reflejo del fondo de ojo.

Accesorios para retinoscopio HEINE BETA 200 con HEINE ParaStop®

47,00 €